• 1
  • 2
  • 3
Grupo chicas de Hockey
Deporte para chicos en la UNLP 2019

Desde marzo a noviembre, niños y niñas de entre 3 y 15 años tienen su espacio en el Campo de Deportes.

|
Sabella, un huésped de honor
En el marco de las Jornadas de Capacitación en Deportes, la UNLP homenajeó al ex entrenador de Estudiantes y la Selección por su trayectoria.

Reconocido en el país y en el mundo por su trayectoria deportiva, Alejandro Sabella sumó una nueva distinción a su colección de medallas con el homenaje que le brindó la Universidad Nacional de La Plata al nombrarlo “Huésped de Honor Extraordinario”.

En un emotivo acto, el ex entrenador del Estudiantes campeón de América y de la Selección Nacional subcampeona de mundo recibió de manos del presidente Fernando Tauber el diploma con que lo dignifica la casa de altos estudios.

La distinción se realizó en el marco de las IX Jornadas de Capacitación en Deportes y sus Ciencias Aplicadas, que organizó la Dirección General de Deportes de la UNLP y que tuvo como disertante al Dr. Jorge Franchella con su ponencia sobre Medicina del Deporte y la Educación Física.

En principio, Pachorra fue recibido por el titular de la Universidad en su despacho de la Presidencia junto a parte de su familia y allí, en un ambiente íntimo, entre anécdotas y recuerdos en torno al fútbol, le fue entregado el diploma.

Luego, la emoción se trasladó al aula 3 del vecino edificio Sergio Karakachoff, donde unos 250 asistentes a la capacitación lo aplaudieron de pie y recibió la Hoja de Roble y una placa conmemorativa en reconocimiento a su trayectoria.

“Uno está acostumbrado a recibir distinciones y reconocimientos de instituciones ligadas al deporte; pero para mí, recibir este premio de una Universidad es algo que me abruma, me supera. Una Universidad pública y gratuita, que no todos los países del mundo la tienen”, destacó Sabella y desató la ovación.

En un principio reacio a hablar, el homenajeado no desaprovechó la oportunidad para dirigir un mensaje a los presentes: “La búsqueda de conocimiento es una actitud permanente de humildad, sacrificio, lucha, estudio y tiene, como las monedas, dos caras: el estudiar y el aprender. El alumno del maestro y el maestro del alumno”. Y agregó: “Siempre podemos aprender y enseñar. Todo lo tenemos que hacer con el otro, no sobre el otro. Solos no podemos hacer nada. Solo un equipo de fútbol no triunfa, ni un DT, ni tampoco nos recibimos”.

Visiblemente recuperado de la enfermedad que lo viene afectando desde hace tiempo, las palabras de Pachorra estuvieron cargadas de emoción. “Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: 'No pueden dar menos del 100%'. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida", reflexionó. Y cerró con la grandeza y la simpleza que lo llevaron a ser reconocido como un maestro de la vida: “Las adversidades forman parte de nuestro camino y nos obligan a ser mejores. Y no se olviden nunca de dos palabras que son fundamentales: 'Por favor y muchas gracias'".